Las alteraciones cognitivas se consideran una característica central en la esquizofrenia. Durante las últimas dos décadas, han aumentado los estudios en torno a las descripciones de los perfiles neuropsicológicos de los pacientes y las intervenciones asociadas. Un reciente trabajo de Ventura et al. (2019), pone de manifiesto que intervenir sobre las alteraciones cognitivas de las personas con diagnóstico de esquizofrenia puede contribuir a disminuir la sintomatología negativa y las alteraciones en cognición social. Esto es especialmente relevante en las fases iniciales de la enfermedad.

Puedes consultar el trabajo completo en el siguiente enlace
⇒ https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S092099641730614X