La conceptualización del sistema cognitivo humano como un sistema con dos modos principales de funcionamiento es una idea general y aceptada dentro de la investigación básica en psicología. Uno de estos modos de funcionamiento se activa por defecto, con escaso gasto energético, pero generando conclusiones poco precisas en el procesamiento de la información. Por su parte, el segundo modo, conlleva esfuerzo cognitivo y tiene una manera de funcionar mucho más concreta y precisa. Esta idea, ampliamente desarrollada por Kahneman en su libro «Pensar Rápido, Pensar Despacio», ha dado lugar a nuevos desarrollos teóricos. El equipo de Introzzi, Richard´s, Comesaña y Coni (2019), han llevado a cabo un trabajo para conocer si las condiciones en las que se activa un sistema u otro, son iguales en adultos y en niños. Los autores concluyen que las condiciones en las que se activa cada sistema son equiparables en las distintas franjas de edad.

Para consultar el trabajo completo, consulta el siguiente link
https://link.springer.com/article/10.1007/s00426-017-0969-0